Gacetilla Nº4

El accidente de trenes del Ramal Mitre de Hoy en la Estación Vicente López es una muestra más del mal servicio prestado por la empresa concesionaria y la falta de controles estatales.

Cerramientos de rejas que provocan incomodidad en los usuarios y afean las estaciones que alguna vez fueron orgullo del Gran Buenos Aires, Baños sucios y muchas veces clausurados, falta de rampas para discapacitados, demoras interminables para sacar boleto, servicio con atrasos, inseguridad, libro de quejas que no aparecen y ahora choque de trenes. ¿Que tiene que pasar para que el estado cumpla con el mandato constitucional[1] de garantizar un servicio digno?
La reciente reforma de la ley Nacional de Defensa del Consumidor (Número 24.240), amplió la competencia y aplicación de dicho instrumento jurídico al ámbito de los servicios públicos para reforzar los derechos de los ciudadanos, pero si el estado sigue estando ausente en los controles y en la protección de los consumidores la pretensión legislativa queda trunca. Mucho más incluso que si no existiera la norma misma, porque instala definitivamente que en nuestro país, la mayoría de las leyes no se cumplen.
Las propias municipalidades de la Región Metropolitana, tienen una indelegable responsabilidad en el control de los servicios públicos que se prestan a los ciudadanos que habitan en su área de influencia, por la entidad representativa que debiera cumplir el gobierno local respecto de sus ciudadanos, y por la condición de autoridad de aplicación de la ley Provincial 13.133; que reglamenta en el territorio Bonaerense la norma nacional de usuarios y consumidores.
En lugar de esta actitud legal y responsable por parte de los intendentes, se consolida un modelo de gestión de adhesión incondicional al proyecto Kirchnerista, promovido por sus ambiciones políticas personales y a expensas de los intereses generales de la comunidad de la zona norte.

Lic. Pablo Chamatropulos
Presidente
CODEC
www.codec.org.ar